Termina la primera parte del Tour de Francia, que partió de Dinamarca y está cerca de afrontar la segunda semana con los Alpes de por medio.

Tadej Pogacar domina una general que ha cambiado, en la que el mejor colombiano es Nairo Quintana, décimo.

(Nairo Quintana: fuerte crítica a sus colegas en el Tour de Francia 2022)

(Daniel Martínez: se conoce la razón de su pérdida de tiempo)

Acá están lo que ha pasado en las primeras nueves jornadas de la carrera.

Pogacar, sin rivales

No hay ningún duda, Tadej Pogacar llegó a esta edición del Tour como el máximo candidato, van nueve etapas, ya es líder y no hay quién lo pueda bajar de ahí.

El corredor esloveno del equipo UAE Emirates ha ganado dos etapas, ya tiene a Jonas Vingegaard, segundo en la general a 39 s, y a Geraint Thomas, tercero, a 1 min 17 s.

Antes de la carrera se hablaba que sus coequiperos eran su talón de Aquiles, pero no ha sido así, se han comportado a la altura.

En el cabeza a cabeza, Pogacar ha sacado sus mejores dividendos y solo el covid-19 lo podría sacar de la carrera.

Rivales cercanos

La primera parte del Tour deja bien librados a Vingegaard, quien acecha al líder, ha tratado de seguirle el paso y es el que menos ha perdido. Detrás están Thomas y Yates, que sobreviven y mantienen una regularidad.

Se destaca David Gaudu, quinto a 1 min 38 s, lejos de Pogacar
 y cuando faltan dos semanas para terminar la carrera. Es loable lo que han hecho Romain Bardet y Thomas Pidcock, que se mantienen, lo mismo que Enric Mas, que es octavo en la general.


Nairo, con experiencia

Nairo Quintana es el mejor colombiano. El boyacense sigue con los ‘duros’, aguantando, y hace parte del ‘top’ 10, a una diferencia de 2 min, 13 s, con la opción de avanzar. Esta semana vienen las etapas de los Alpes y ahí puede seguir en la tónica de no ceder terreno.

El líder del equipo Arkea-Samsic está a 56 s de Thomas
, que es tercero, y a 33 s del quinto puesto. Se da por descontado que Pidcock, séptimo, y Powelss, noveno, no deben de terminar dentro de los 10, por lo que dos puestos más se puede ganar.

Nairo Quintana

Nairo Quintana.

Foto:

AFP

Y a los que vienen atrás les lleva ventaja. Aleksandr Vlasov está a casi un minuto, al igual que Damiano Carusso y Alexey Lutsento, quienes podrían ser sus enemigos en la lucha.

Nairo sabe correr con inteligencia y solo aguantando el paso puede cumplir la meta de terminar en el ‘top’ cinco. Su meta es el podio, nadie dice que no lo puede conseguir, pero se ve difícil.

Urán y Daniel sacaron la mano

Rigoberto Urán no ha contado con salud, ni con suerte. Se ha caído, ya en las tres primeras etapas había perdido la opción de luchar por el podio.

Se cayó el sábado y eso lo perjudicó. El domingo atacó, se fue en la fuga, fue líder parcial del Tour, pero el fuerte paso y las ambiciones del lote principal dieron al traste con su objetivo.

Ocupa la casilla 22 y solo falta que termine la carrera, a la que llegó luego del covid-19 en la Vuelta a Suiza y de no hacer una buena preparación. Además, está en un equipo que como el EF no sabe a qué corre, lo hace a la local y en busca de pescar en río revuelto.

Rigoberto Urán siendo asistido- etapa 8

El pedalista del EF siendo atendido.

Foto:

EFE

Martínez, que declaró que llevaba tres días enfermo, no respondió y a 21 km de la meta de la jornada del domingo se descolgó y en meta perdió 16 minutos 12 segundos, dejando atrás su misión de luchar por el podio.

Ahora quedó de 30 y pierde 17 minutos 12 segundos. Al Tour hay que llegar al ciento por ciento, la carrera no perdona y un corredor sin salud tiene todas las de perder.

Le tocará ayudarles a Thomas y a Yates y tratar de buscar algún triunfo de etapa. Bueno, primero se tiene que recuperar, pero ya perdió la opción del podio.

Otros damnificados

Al menos Martínez sigue en carrera, otros se han ido y han perdido opción de pelear por el título. Tal es el caso de Primoz Roglic, que por una caída cedió terreno y a más de dos minutos en la general tiene perdida la prueba.

Roglic es la segunda carta del Jumbo Visma luego de Vingegaard, pero es claro que el Tour no es para él, pues otra vez la mala suerte lo ronda.

Guillaume Martin se fue por el covid-19, mientras que Vlasov se ha caído y también ha cedido terreno importante.

El covid es una seria amenaza en la caravana, por eso nadie está libre de irse por un positivo, por lo que el Tour, a dos semanas de terminar, no tiene claro su final.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.